Saltar al contenido
MundoCursos

¿Cómo empezar a invertir en criptomonedas con poco dinero?

¿Quieres saber cómo empezar a invertir en criptomonedas con poco dinero? Es posible que te estés planteando la posibilidad de introducirte en el mundo de las criptos.

La buena noticia es que puedes hacerlo incluso con poco dinero, pero, para invertir de forma exitosa, necesitas ser cuidadoso y tener en cuenta una serie de consejos como los que te vamos a dar.

¿Cómo invertir en criptomonedas con poco presupuesto?

Ante todo, tienes que tener cuidado. La principal máxima que se aplica en las criptomonedas es muy simple: “invierte solo aquello que te puedas permitir perder”. Por ello, es conveniente que comiences con una inversión pequeña.

Una de las cosas interesantes del mercado cripto es que no necesitas invertir ninguna cantidad específica para poder ganar dinero. Incluso comenzando con 1 dólar podrías llegar a tener beneficios en un espacio de tiempo reducido.

Primero, te explicamos cómo invertir en criptomonedas y después te damos algunos consejos que te ayudarán a comenzar.

Paso 1. Crear una wallet

Empezar a invertir en criptomonedas: crear una wallet

La wallet, también conocida como monedero digital, sirve para gestionar tus criptomonedas, que realmente se encuentran en la Blockchain.

La wallet te permite acceder a tus criptomonedas, pero también enviarlas, venderlas o transferirlas de distintas formas.

Hay muchos tipos de wallet, por lo que puedes elegir la que creas más conveniente. Principalmente se clasifican en frías y calientes, siendo más seguras las primeras.

De todas formas, si no tienes dinero para comprar una wallet fría de marcas como Ledger o Trezor, puedes empezar con una wallet cliente. Por citar algunos ejemplos, Trust Wallet como aplicación móvil o MetaMask como extensión de tu navegador, son buenas opciones si estás empezando.

Crear la wallet es un proceso muy simple, pero debes ser muy cuidadoso ya que la seguridad de tus criptomonedas dependerá solo de ti.

Cuando has descargado el programa o extensión, realizas el registro y obtienes tu wallet sin tener que pagar nada por ello. El sistema de creación de wallet acaba teniendo dos factores de registro que necesitarás proteger por todos los medios posibles:

  • La contraseña de la wallet: la cual tendrás que introducir cada vez que inicies el navegador como medida de seguridad. Esta clave la defines tú manualmente.
  • Tu frase semilla: una combinación de palabras aleatorias que, dentro de un proceso de identificación desde cero, tendrás que introducir una por una en el orden correcto. Nunca compartas tu frase semilla con nadie. Y te lo repetimos de nuevo: con nadie. La frase semilla te la proporciona la propia wallet cuando la estás creando.
¿Te gustaría invertir en criptomonedas?

Está claro que ser autodidacta es una de las mejores cualidades que podría tener cualquier inversor en criptomonedas.

Sin embargo, si quieres acelerar tu aprendizaje, te recomendamos ver esta guía con los mejores cursos online de criptomonedas. Los hemos seleccionado y analizado minuciosamente para ayudarte a elegir el ideal.

Paso 2. Conéctate a un exchange

Ahora necesitas una cuenta de usuario en un exchange, donde tendrás la oportunidad de hacer el cambio de criptomonedas y distintas operaciones para aprovecharlas.

También será la manera en la que podrás llevar tus beneficios de las criptomonedas hasta tu cuenta bancaria.

Empezar a invertir en criptomonedas: conectate a un exchange

Hay muchos exchange reconocidos y fiables como Kraken, Binance o Coinbase, por citar algunos. Te recomendamos que investigues un poco y veas qué nivel de seguridad y de privacidad fiscal ofrece cada uno.

Verás que los datos que se te pedirá son profundos, puesto que necesitas verificar tu identidad y eso implica enviar documentos personales.

Pero, una vez te aprueben la cuenta, podrás comenzar a comprar tus primeras criptomonedas. El uso de un exchange como Binance es la forma más rápida de pasar dinero de tu cuenta bancaria a tu wallet. Normalmente, esto es algo que harás una o dos veces.

Después podrás seguir invirtiendo a través de los beneficios que vayas obteniendo, lo que evitará que tengas que tocar mucho tu cuenta del banco. En el exchange, comienza comprando criptomonedas o cargando euros que puedas utilizar para convertir en una stable coin como el BUSD.

Paso 3. Compra criptomonedas y mándalas a tu wallet

Compra criptomonedas y mándalas a tu wallet

Puedes hacer la compra de las criptomonedas en el propio exchange, pero uno de grandes prestaciones como Binance suele estar limitado a las criptos más estables o de mayor popularidad.

Por lo tanto, es posible que, desde tu exchange, no puedas hacer las compras que tienes en mente, si quieres arriesgar con criptos menos populares.

Si este fuera el caso, deberías comprar BUSD o BNB (en el caso de Binance) y manda esas primeras criptomonedas a tu wallet (MetaMask por ejemplo). Solo deberías asegurarte de que tienes la cuenta de Binance y tu wallet en la misma red y revisa todo varias veces hasta que estés seguro de que el envío saldrá bien.

Esto es algo un poco más avanzado si estás empezando, así que tranquilo, porque si lo que quieres es comprar un poco de Bitcoin, Etherum o alguna moneda conocida, no tendrás ningún problema en hacerlo en tu exchange.

En cualquier caso, una vez compradas las criptomonedas en tu exchange, lo más adecuado es que cada cierto tiempo las vayas moviendo a tu wallet, ya que ahí estarán mucho más seguras.

Otra opción para comprar criptomonedas es usar un exchange descentralizado

Como te decíamos antes, muchas de las criptomonedas que es posible que te interesen para ganar invirtiendo poco, no estarán disponibles en exchanges como Binance.

Debido a ello, necesitas mandar las criptos a tu wallet como MetaMask, siguiendo las indicaciones del paso anterior.

Compra criptomonedas en un exchange descentralizado

Nosotros te recomendamos dos opciones alternativas: Pancake Swap o Poocoin. En estos exchanges descentralizados se te proporciona la flexibilidad de poder invertir en cualquier tipo de criptomoneda en la que puedas imaginar. En realidad, no hay límites.

Y eso puede ser algo peligroso, ya que, al no haber límites, te tienes que fijar muy bien en qué estás invirtiendo. Busca la criptomoneda que te interese, introduce tu orden de compra y cambia los BNB o BUSD que quieras por la cantidad de criptos que hayas elegido.

Paso 5. Monitoriza el valor de tus criptos

valor bitcoin

Ahora ya tienes tus primeras criptomonedas. En todo momento, puedes tener un control completo sobre ellas desde tu wallet. Ahí podrás ver la cantidad de criptomonedas que tienes disponible en la cartera.

Pero no es necesario que lo hagas a menudo, porque nada cambiará salvo que hagas una compra o una venta.

De hecho, si tu idea es forrarte a corto plazo, tienes las de perder. Las criptomonedas han venido para quedarse y nuestra recomendación es que las conserves y acumules en los próximos años sin preocuparte cuando el mercado entre en ciclos bajistas (de hecho ahí es cuando sale más rentable invertir ya que compras más barato).

Paso 6. Hold o vende, toma una decisión

Si haces hold, significa que mantienes tus criptomonedas y que no las vendes. Pero, nadie te obliga. También puedes llegar a vender si crees que es lo más adecuado.

Dicen los expertos que solo pierdes tu inversión, cuando has vendido. Por ello, es recomendable no vender en pérdidas salvo que se trate de una situación crítica en la que todo apunte a que no habrá margen de recuperación.

Empezar a invertir en criptomonedas: HOLD o vende

Hacer hold o vender rápidamente es un tema de debate sin ganador, ya que al final lo que realmente importa es que tengas una estrategia a largo plazo y que siempre que inviertas lo hagas con cabeza, sentido crítico y con un dinero que te puedas permitir perder.

¿Qué criptomonedas comprar con poco dinero?

La gran pregunta. A todos nos gustaría saber cuál es la tecla que hay que tocar en el criptomercado para, con poco presupuesto, comenzar a tener beneficios. Pero no hay una regla específica.

Lo más interesante en este sentido es que te formes lo máximo posible. Y, desde luego, siempre puedes empezar por criptos más conservadoras como Bitcoin o Etherum, que seguramente no hagan más que irse revalorizando durante los próximos años y que ya están muy consolidadas.

Consejos para invertir en criptomonedas con poco dinero

Para terminar, te vamos a dar una serie de consejos con los que podrás invertir poco e intentar convertir esa cantidad inicial en una mucho mayor.

Siempre DYOR

Empezar a invertir en criptomonedas: DYOR

Son las siglas de “Do Your Own Research” o, lo que es lo mismo: “haz tu propia investigación”. No dejes que las palabras de nadie te convenzan para hacer una inversión en criptomonedas.

Tienes que realizar tu propio análisis del mercado, valorar pros y contras de todas las operaciones y hacer un estudio que te permita tener claro qué es lo que vas a hacer con una operación específica.

No te dejes llevar por el FUD, pero tampoco por el FOMO

El FUD (Fear, Uncertainty and Doubt) es el sentimiento que se puede extender en el mercado de las criptomonedas por un valor determinado. Suele comenzar como algo pequeño que se va convirtiendo en una bola de nieve imparable.

El FUD puede llevar a que una criptomoneda pierda posiciones de manera muy drástica en solo unas pocas horas.

Empezar a invertir en criptomonedas: FUS vs FOMO

Es muy frecuente que el FUD se genere por algún tipo de malestar sobre la criptomoneda o porque se haya producido alguna venta de ballena. Lo que hace el FUD es empujar a una gran parte de los inversores a que se dejen llevar por la situación y hagan la venta de la criptomoneda en un momento en el cual posiblemente no deberían vender.

El FOMO, siglas de Fear Of Missing Out, es el sentimiento totalmente opuesto al FUD. Lo que ocurre es que se genera una bola de vibraciones positivas y expectativas desproporcionadas que, por lo general, suele estar por encima de la realidad. Por lo general, lo que te hace sentir es que, si no compras, estás dejando pasar una oportunidad excelente que otras personas están aprovechando.

Por ello, tanto FUD como FOMO, son dos tipos de influencia que hay que dejar de lado. Para tomar mejores decisiones, es recomendar invertir con cabeza y serenidad, sin dejarse llevar por estos factores ni seguir las recomendaciones de personas al azar con las que puedas cruzar una conversación.

Toma una decisión sobre tu estrategia

Hay diversas estrategias por las que puedes optar en lo que se refiere a la inversión en criptomonedas. Intenta tomar una decisión para mantenerte firme y no cambiar cada dos por tres, ya que esa inestabilidad podría ser lo que te haga perder dinero.

  • Hold a largo plazo: es la estrategia por la que tendrías que optar en criptomonedas como el Bitcoin. A corto plazo tus beneficios van a ser mínimos e incluso es posible que tengas “pérdidas”, porque el valor podría bajar. Pero la idea es que hagas hold durante varios años hasta que, llegado el momento, puedas retirar una gran cantidad de beneficio. ¿Lo más recomendable? Comprar cuando veas las velas rojas, hacer hold y olvidarte de tu wallet hasta que pasen unos años. Deja que tu Bitcoin vaya madurando hasta que llegue el momento.
  • Haz trading: la opción más recomendable para las shitcoins. Es posible que compres hoy y que dentro de 2 horas ya hayas vendido sacando un valor que hayas multiplicado por dos o por tres. O quizá puedas esperar 1 día y, entonces, hacer la venta. Piensa que son operaciones que requieren sacrificio, ya que el valor de la criptomoneda puede caer en un instante. Si crees que no vas a poder estar pendiente, puedes configurar órdenes de venta, pero aprende primero cómo tienes que hacerlo para que te salgan bien.
  • Holdear y tradear: la tercera opción en discordia. Es una combinación de las dos anteriores y también requiere que estés muy pendiente del mercado. Comienzas con una inversión mínima en una criptomoneda de calidad, como el Bitcoin. Pero, en vez de holdear sin preocuparte de la gráfica, lo que haces es surfear las subidas y bajadas. Las correcciones existen y es algo que resulta habitual en el mercado. Por ello, tendrás que comprar con vela roja y vender en verde, para después volver a comprar cuando haya pasado a vela roja de nuevo. No puedes tomar una decisión de venta-compra a la ligera, así que, por eso, necesitas estudiar el mercado.

No te encariñes de ninguna criptomoneda

Este es un error común que puede llevarte al fracaso. No puedes pensar en las criptomonedas como algo por lo que sientas un apego especial. En realidad, son una herramienta para ganar dinero. Nada más.

No tienes que intentar vincularte a una criptomoneda por todos los medios posibles incluso cuando estás viendo que hay banderas rojas que aparecen ante ti de manera constante.

No te encariñes de ninguna criptomoneda

A diario nacen criptomonedas y desaparecen otras, así que intenta mantener la mente abierta. Y, por otra parte, dosifica tu cartera. No pongas toda tu inversión en una sola criptomoneda. Nunca se sabe lo que puede llegar a ocurrir. ¿Y si hacen un rugpull y te quedas sin nada a las primeras de cambio? Como siempre dice la abuela: nunca pongas todos los huevos en la misma cesta.

Compra una wallet fría

Compra una wallet fría

Por ejemplo, Trezor. Las wallet frías son dispositivos físicos que puedes tener guardados en el bolsillo o en la caja fuerte de tu casa y que sirven como medida de seguridad adicional para tu wallet (como la de MetaMask de la que te hemos hablado).

Por desgracia, la seguridad en el mundo de las criptomonedas es compleja, por lo que tienes que protegerte por todos los medios posibles. Tener una de estas wallets frías evitará cualquier incidente, puesto que pondrás una capa de seguridad que evitará que puedas estar en riesgo.

Nadie regala nada: no te fíes de los scams

Hay miles de estafadores intentando robar el acceso a las wallets de los usuarios. Y, lo peor de todo, es que consiguen su propósito a diario.

Incontables personas han caído en las manos de los estafadores que se han hecho con el control de sus wallets y que les han robado todas las criptomonedas que tenían alojadas.

Nadie regala nada: no te fíes de los scams

Lo más habitual es que estos scammers envíen mensajes privados a los usuarios haciéndose pasar por el equipo técnico de juegos, exchanges u otros servicios digitales.

Después de hacer un poco de teatro, el scammer siempre pide la frase semilla de la wallet del usuario. Y, en cuanto se la dan, han perdido el control y se han quedado sin sus valiosas criptomonedas. Por ello, siempre hay que desconfiar de todo y no darle la frase semilla absolutamente a nadie.