Saltar al contenido
MundoCursos

¿Cómo es vivir en Alemania para un latino?

¿Te estás preguntando cómo es vivir en Alemania para un latino? Quizá hayas pensado en dar el salto a Alemania y te preocupe saber si encajarás en este país de Europa

Lo cierto es que hay miles de personas que ya han tomado esa decisión y que, ni mucho menos, se han arrepentido. Presta atención a todo lo que te vamos a contar sobre cómo es vivir en Alemania siendo latino.

¿Cómo es la vida de un latino en Alemania a día de hoy?

Seguro que sabes que hay muchas oportunidades laborales en Alemania con sueldos realmente buenos. Al fin y al cabo, la calidad de vida es realmente alta. Por ello, te puedes estar planteando mudarte, aunque hay cosas que te hacen pensártelo dos veces.

La vida de un latino en Alemania es satisfactoria y recomendable, pero hay que saber adaptarse. Este país es muy organizado y recibe con los brazos abiertos a quienes vienen del extranjero. Los latinos están considerados, entre los alemanes, como personas muy trabajadoras en las que siempre se puede confiar para cualquier tipo de empleo. Los latinos llevan demostrando su capacidad para trabajar duramente desde hace años e incluso con anterioridad los españoles ya habían abierto el camino antes.

¿Te gustaría aprender alemán?

Está claro que ser autodidacta es una de las mejores cualidades que podría tener cualquier aprendiz de alemán.

Sin embargo, si quieres acelerar tu aprendizaje, te recomendamos ver esta guía con los mejores cursos de alemán online. Los hemos seleccionado y analizado minuciosamente para ayudarte a elegir el ideal.

Dos formas de vivir en Alemania

En todos los países hay una clara decisión que se puede tomar a la hora de realizar un traslado al mismo: reunirte con la comunidad de tu país para iniciar tu nueva vida o ser más independiente e intentar entrar de una forma plena en la comunidad de ciudadanos autóctonos. Ambas opciones son recomendables y, por supuesto, también puedes optar por un punto intermedio.

1. Rodearte de la comunidad latina

Es posible que, cuando llegues a Alemania, todavía no conozcas el idioma y que todo te resulte complicado. No sería de extrañar teniendo en cuenta que mudarse a Alemania no es como si vinieras de Argentina y te mudaras a España. El nuevo idioma puede imponer respeto. Por ello, una de las cosas que puedes hacer es optar por apoyarte en la comunidad latina.

Vivir en alemania: rodéate de la comunidad latina

Como ya sabes, los latinos somos personas que nos sabemos apoyar los unos a los otros y que desarrollamos el concepto de la amistad con mucha facilidad.

Si necesitas ayuda, no tienes que pedirla dos veces: siempre habrá alguien dispuesto a echarte una mano.

Por ello, comenzar en Alemania con este apoyo, es algo que resulta muy conveniente. Eso sí, ten en cuenta que la comunidad latina no representa una de las mayores entre los inmigrantes que viven en Alemania. En realidad, los países latinos no se encuentran ni siquiera en el top 20 de ciudadanos que más se mudan a este país.

Lo que sí vas a encontrar en Alemania son muchos españoles. Y ya sabes que españoles y latinos estamos hermanados y tenemos una relación especialmente buena. Los inmigrantes procedentes de España ocupan la posición 19 en cantidad de extranjeros viviendo en Alemania con una cifra que supera los 150 mil habitantes.

Eso significa que seguro que encuentras muchos españoles entre los grupos de comunidad latina en los que puedes participar. Entre todos, conseguirás la ayuda que necesites para los primeros meses y para desenvolverte en el país cuando todo te parezca complicado.

2. Ser más independiente y abrazar la cultura alemana

La otra opción te va a llevar más rápidamente al corazón de Alemania. Si evitas estar siempre rodeado de latinos, lo que conseguirás será que tu aprendizaje del idioma resulte más rápido.

A base de recurrir al alemán en todo tipo de situaciones y de no poder simplificar tu día a día con el español, al final acabarás aprendiendo el idioma local de una manera más inmediata.

Ser independiente y abrazar la cultura

En cierto modo, esto también te permitirá conseguir otros beneficios, como es el caso de acceder a oportunidades laborales a las que, de otra forma, es posible que no tuvieras acceso. Al fin y al cabo, hablar el idioma te abrirá muchas puertas y hará que tu integración en la sociedad alemana se lleve a cabo con una mayor velocidad.

Aunque los alemanes son agradables y amables con todo el mundo, notarás que si te integras llegarás a tener un mejor trato con los miembros de su sociedad. Eso hará que la experiencia de vivir en Alemania adopte un carácter más serio y que puedas llegar a experimentar la vida exactamente tal y como la disfrutan los propios alemanes, incluyendo sus tradiciones y costumbres.

¿Qué tiene que saber un latino sobre vivir en Alemania?

Si te estás planteando vivir en Alemania, repasa los distintos puntos de información que compartimos contigo y que te harán entender mejor cómo es la vida en el país.

La importancia de ser puntuales

Vivir en alemania: la importancia de ser puntuales

En Alemania se toman muy en serio la puntualidad. Esto se aplica tanto al trabajo como a las relaciones y a cualquier otro tipo de momento en el cual tengas que encontrarte con alguien o asistir a un lugar.

Si, por ejemplo, estás camino de una entrevista de trabajo, tienes que asegurarte de llegar en el momento o antes de que llegue la hora de tu cita.

Si estás acostumbrado a que llegar un minuto después de la hora sea algo que no está mal visto o que incluso sepas que, entre tus amigos de siempre, llegar cinco minutos tarde no es un problema, tienes que cambiar el chip para tu vida en Alemania. Los alemanes son muy rigurosos con todo lo relacionado con la puntualidad, de manera que vas a tener que aplicarte para no verte en ninguna situación negativa.

Las reglas se siguen a rajatabla

La sociedad alemana tiene mucho parecido con otras como la japonesa, donde lo más importante es trabajar según estén determinadas las reglas en el libro.

Si algo no funciona es porque se ha comprometido el proceso natural de las cosas y alguien ha llevado a cabo la modificación del proceso tal y como estaba estipulado.

Vivir en alemania: las reglas se siguen a rajatabla

Por ello, los alemanes no se salen del marco que tienen que seguir por ninguno de los motivos. Lo hacen todo a rajatabla, por mucho que algo no tenga demasiada lógica. Esta es la filosofía que ayuda a que la sociedad alemana funcione siempre como un reloj, con una precisión que es envidiable y que no se puede apreciar en muchos otros países.

Esto, eso sí, supondrá un quebradero de cabeza para los latinos, puesto que nosotros no estamos acostumbrados a ese tipo de sociedad tan cuadriculada. En los primeros meses, seguro que tienes algún que otro choque cultural debido a esto, porque habrá cosas que te parecerán absurdas y que implicarán una pérdida de tiempo innecesaria, pero que se tendrán que hacer de esa manera porque así estará estipulado en el manual.

La amistad es distinta en Alemania

Los latinos, como los españoles, somos gente de abrazos, de besos y de amistad para toda la vida. Por los amigos podemos hacer lo que sea y demostramos que entre amigos también se puede querer. Esto, no obstante, es muy distinto en Alemania.

Vivir en alemania: la amistad es distinta

Los alemanes tienen amistades de una forma distinta, no tan cercana, privada ni personal, con unas relaciones que no tienen nada de malo, porque son parte de su cultura, pero que resultan un poco más asépticas que las que estarás acostumbrado a tener.

Eso, en primera instancia, puede provocar un choque cultural. Pero tienes que entender que la alemana es una sociedad distinta.

No te sientas mal ni tampoco creas que están teniendo un mal gesto contigo, si alguna vez te encuentras con que alguien a quien ya consideras un buen amigo, rechaza algún plan o propuesta que le hagas. En realidad, los sentimientos y las emociones de amistad se viven de una forma distinta y, para ellos, no estará resultando ningún tipo de problema.

En realidad, esa persona alemana seguirá considerándote un buen amigo, pero no podrás esperar de esa relación lo mismo que puedes esperar de una amistad entre latinos o españoles.

No esperes mantener la dieta de tu país

La comida en Alemania es distinta a la de América Latina y también se diferencia mucho de la española.

Si te mudas de México a España, encontrarás todos los ingredientes que necesitas para cocinar lo que te gusta e incluso recetas ya preparadas. Pero si te vas a Alemania, la dieta cambia de forma radical.

Vivir en alemania: no esperes mantener la dieta de tu país

No hay ningún tipo de relación entre la comida latina y la de Alemania, así que prepárate a tener que hacer uno de los ajustes más significativos de tu vida. Tendrás que acudir a tiendas de importación para poder acceder a muchos de los ingredientes que posiblemente te resultarán fundamentales.

Te recomendamos buscar en tiendas de comida española o tienda turca para localizar tortillas, chiles, especias y otros alimentos importantes. Es posible que te resulte más económico hacer pedidos de comida a España para que los manden hasta Alemania. También puedes recurrir a restaurantes de comida latina, pero no todos ellos gozan de una buena calidad.

Disfrutarás de la cerveza de una forma muy especial

Vivir en alemania: disfrutaras de la cerveza de una forma muy especial

En Alemania, la cerveza es uno de los elementos más tradicionales de su cultura. Como ya sabrás, hay decenas de estilos distintos de cerveza y la calidad de las mismas llega a ser realmente alta.

También es verdad que hay un estilo de cerveza alemana que se repite mucho, pero si buscas, no habrá tipo de cerveza de la que no puedas disfrutar.

Asimismo, la cerveza se puede compartir sin problemas en terrazas o en la calle. Es frecuente ver a personas disfrutando de la cerveza, en parte porque el nivel de capacidad que tienen los alemanes para soportar el alcohol es realmente elevado. En tu país quizá te preocuparías si vieras a una persona con un set de cervezas por la calle, pero en Alemania es algo de lo más natural que verás en repetidas ocasiones.