Saltar al contenido
MundoCursos

¿Cómo masterizar en FL Studio?

Si trabajas con audio digital, creas o compones canciones, será necesario que sepas cómo masterizar en FL Studio.

Considerada como una de las herramientas principales para la edición de sonido digital, FL Studio abre muchas puertas y es capaz de poner en tus manos todo lo que necesitas para darle esos últimos toques a tus canciones. Pero, para ello, tendrás que saber masterizar usando el programa. ¿Te animas a aprender? ¡Te contamos cómo hacerlo!

¿Cómo masterizar canciones en FL Studio?

Hay varios métodos con los que puedes llegar a hacerlo, pero nosotros vamos a compartir contigo el que más nos convence. Se trata de un tutorial que te recomendamos seguir paso a paso, pero para el cual necesitarás tener ciertos conocimientos previos del uso de FL Studio y la edición de audio digital.

1. Empieza exportando tu mezcla a formato WAV

El proceso comienza con la exportación de la mezcla que vayas a masterizar. Es importante que tengas en cuenta que existe riesgo de que se produzca recorte en el archivo exportado. Para evitarlo haz que el volumen se encuentre entre –6.0dB y –8.0dB.

Volumen mezcla FL Studio entre -6.0 db a -8.0 db.
Exportar mezcla en formato WAV
Guarda la mezcla en tu ordenador
Guarda la mezcla con la extensión WAV

Y toma nota de estos consejos:

  • Selecciona el formato en 32 bits punto flotante.
  • Haz la exportación seleccionando la máxima calidad.
  • No utilices en el proceso ni limitadores ni compresores. Esto podría afectar a la pista principal de la mezcla.
  • Comprueba que esté marcada la casilla de “WAV” y no la de otros formatos de sonido disponibles.
¿Te gustaría aumentar tus conocimientos en FL Studio?

Está claro que ser autodidacta es una de las mejores cualidades que podría tener cualquier aprendiz de música.

Sin embargo, si quieres acelerar tu aprendizaje, te recomendamos ver esta guía con los mejores cursos de FL Studio. Los hemos seleccionado y analizado minuciosamente para ayudarte a elegir el ideal.

2. Abre FL Studio y crea un nuevo proyecto

Abre FL Studio y crea un nuevo proyecto

En paralelo también tienes que abrir Edison, la herramienta de grabación y edición de audio que está integrada en FL Studio.

Abre Edison en FL Studio

Ahora importa la canción que ya tienes en formato WAV siguiendo el proceso del paso 1.

Importa la canción a Edison
Abre la canción en FL Studio

Fíjate en el gráfico de sonido del archivo tal y como aparece en pantalla. Es posible que, antes del inicio de la canción o, en su defecto, al final, haya un pequeño espacio de silencio. En ese caso, lo que tendrás que hacer será eliminarlo.

Es tan fácil como ajustar el inicio y final de la canción cortando y que así se elimine la parte que no debería subsistir.

Elimina los espacios de silencio

3. Haz un cierre fade out

Aunque te hemos dicho que eliminaras el silencio del final, eso no significa que no sea posible que necesites incorporar un fade out. Eso bloqueará los molestos efectos de reverberación que se sufren en algunos archivos de sonido.

No obstante, también podría ser que no lo necesitases. Valóralo dependiendo de la propia mezcla. Para hacer el fade out, ponte en la posición de la línea de tiempo y haz “Alt + F” o selecciona la opción desde el menú de opciones de Amp.

Haz un cierre Fade Out

4. Normaliza el WAV con el que estás trabajando

Desde el propio menú de Amp en el que ya estabas en el punto anterior, tendrás que elegir la opción “Normalize” o activarla con las teclas Ctrl + N. Este proceso hará que la amplitud de la onda crezca y que se pueda alcanzar el mayor nivel posible.

Recuerda que para normalizar tienes que seleccionar toda la mezcla y no solo una parte de ella. El comando para hacerlo es Ctrl + A.

Normaliza el WAV de tu canción

5. Crea un segundo proyecto en FL Studio

En este archivo ahora harás la importación del archivo WAV que has preparado en los pasos anteriores. La importación, eso sí, la tienes que hacer dentro de una lista de reproducción.

6. Haz la carga de los plugins que usarás para masterizar tu canción en FL Studio

Como te decíamos antes, no hay un solo método para realizar este proceso. En este caso, te recomendamos hacer uso de una serie de plugins que, en conjunto, te darán un excelente resultado en la masterización.

Los plugins que tienes que cargar son los siguientes: Fruity Parametric EQ 2, Fruity Compresor Multibanda, Fruity Compresor y Fruity Limiter.

Plugins para masterizar canciones en FL Studio

7. Utiliza los plugins para realizar la masterización

Si necesitas un tutorial de alguno de estos plugins, te recomendamos consultar un tutorial en lugar de probar opciones, puesto que son pasos críticos para la masterización. No obstante, te damos indicaciones exactas:

  • Fruity Parametric EQ 2: primero lo tienes que utilizar para hacer el recorte de las frecuencias que no sean necesarias dentro de la canción. Luego volverás a usar este plugin.
  • Fruity Compresor: aplícalo con la intención de asegurarte de que el rango dinámico está equilibrado a lo largo de toda la mezcla. En lo que tienes que hacer la comparación con más insistencia es en asegurarte de que las partes más suaves de la canción y las más intensas tienen el mismo rango o similar.
  • Fruity Compresor Multibanda: si aun con el ajuste previo hay alguna parte que tiene el volumen demasiado alto, utiliza este plugin para ajustarlo. No es necesario que lo uses en caso contrario.
  • Fruity Parametric EQ 2: segunda vez que lo usas. El objetivo en este caso es que puedas impulsar todas las frecuencias de la mezcla para obtener mejor sonido.
  • Fruity Limiter: para terminar, aplica este plugin para que toda la mezcla pueda recibir una buena maximización de su volumen y que todo suene mejor.

8. Haz una comprobación final de volumen

Antes de dar por finalizado el trabajo, es recomendable que compruebes que el volumen de sonido es el adecuado. Recuerda que, si tienes pensado subir tu archivo a plataformas de streaming, necesitas cumplir con unos estándares de calidad. La forma de hacerlo será por medio de un medidor LUFS.

9. Exporta la masterización del archivo

Para terminar, exporta el archivo con la opción “bounce”. Es recomendable que la exportación la hagas en dos formatos: MP3 y un formato sin que no tenga pérdidas, como WAV.

Perfila otras opciones, como la resolución del archivo, la cual se recomienda que sea a 16 bit, o la frecuencia de muestreo, la cual cumplirá con los estándares de las plataformas si se encuentra en 44,1 kHz. Y no te olvides de seleccionar el modo POW-R #2 en el campo de dithering. Eso evitará problemas en la exportación del archivo.